Entró en shock al no poder despertar a su hija y ahora alerta a otros padres.

Jennifer Abma se llevó una desagradable sorpresa al encontrar a Anastasia, su hija de tres años, inconsciente en su habitación, minutos después de que la niña había decidido tomar una siesta.

En verano las temperaturas se elevan, y aunque se cree que solo hay que extremar precauciones fuera del hogar, esta mamá compartió en redes sociales que aun dentro de casa se debe ser cuidadoso con los pequeños.

 

Anastasia se sentía cansada y se dirigió a su habitación para dormir; cuando Jennifer fue a buscarla poco tiempo después encontró a su hija con la cara roja, bañada en sudor y con una temperatura corporal muy alta, según relató en Instagram.

Tras 15 minutos de tratar de despertarla y sin obtener respuesta alguna, Jennifer se sentía desesperada y terriblemente asustada; afortunadamente los servicios de emergencia llegaron pronto y pudieron reanimar a la menor.

 

Lo que había sucedido es que el nivel de azúcar de Anastasia había descendido considerablemente, pues se encontraba en 1.2, cuando lo ideal es que esté por encima de cuatro, según escribió Abma en su post. Dentro de las medidas que los paramédicos y Jennifer tomaron estuvo ventilar la habitación, ya que la alta temperatura provocó el golpe de calor en la pequeña.

Además, recomendó estar siempre al pendiente de los dormitorios de los hijos, pues por la temporada podrían ser tan peligrosas como exponerlos a estar dentro de un automóvil bajo el sol.

Jennifer compartió su experiencia en redes sociales para alertar a otros padres.

Sigo en shock y no puedo imaginar qué hubiera pasado si no hubiera ido a ver cómo estaba”, expresó Abma.

 

Fuente:midiario.com

Loading...